» Señalaciones ¡Hola, estamos contratando! Si eres un redactor, desarrollador o diseñador web únete a nosotros!

10 formas de reducir el consumo de datos de tu Android

-1Comentarios

Las aplicaciones y la mayoría de los contenidos van enfilando hacia la nube y cada vez son más los servicios que utilizamos en streaming, como Spotify o Google Play Music, entre otros muchos. Esto, unido al uso tan intensivo que hacemos de nuestras redes sociales, no hace más que amenazar nuestra tarifa plana de datos, que es la que va a sufrir de verdad nuestra diversión.

Y es que, a falta de opciones de tarifa de datos ilimitada por un precio asequible (tampoco la hemos visto a cualquier otro precio, simplemente, creemos que nadie las ofrece), todo lo que nos queda es resignarnos y manejarnos con la nuestra, la de los 500 MB, 1 GB, 2 GB que hayamos contratado con nuestro Plan de datos.

En fín, que acciones que deberían ser tan relajantes como escuchar música en nuestro móvil, con cualquier de las plataformas en streaming disponibles, se puede llegar a convertir en una actividad de riesgo para nuestros nervios, llegando a ser estresante.

Es posible que ya hayas sufrido algún cargo de tu operador por esos megas de más que has consumido. O que la velocidad de tu conexión móvil haya pasado a ser tan lenta que no podamos ni siquiera navegar en condiciones.

Pues bien, si conociéramos a fondo nuestro dispositivo Android sabríamos que hay algunas funciones específicas para evitar esto, así como otras que, usadas convenientemente, también nos van a ayudar a reducir bastante nuestro consumo de MB.

Tanto si las usas como si no, ahí dentro de tu teléfono tienes unas auténticas depredadoras de datos llamadas apps. A ti te parecerá que están sin actividad alguna cuando no las usas, pero no es así. Lo más probable es que estén intentando comprobar si hay alguna actualización, que estén activando algún anuncio de los muchos que suelen incluir o actualizando el contenido de nuestra cuenta en una red social. Siempre hay actividad por ahí detrás, aunque nada haga suponerlo.

Los juegos o las aplicaciones de reproducir música son unos de los mayores devoradores de megas en nuestro móvil.

No estaría de más, si nos preocupa el consumo de datos móviles en nuestro equipo, que paráramos un día y dedicáramos un rato a configurar las opciones que harán que gastemos menos.

Si supiéramos los datos que estamos consumiendo mientras se actualiza automáticamente una aplicación, o si hemos ordenado esa actualización nosotros manualmente, posiblemente evitaríamos utilizar esta función.

Para evitar estos pequeños consumos que al final hacen mucho vamos a utilizar la función “Actualizar aplicaciones sólo sólo a través de wifi”. La encontraremos en la Google Play Store, dentro de los Ajustes y del apartado “Actualizar automáticamente”, donde disponemos de otras opciones, como la de actualizar en cualquier momento o la de no actualizar las apps.

Para hacerte más completa y agradable la experiencia, algunas aplciaciones están constantemente buscando información actualizada en su servidor, y de esa manera estar actualizadas siempre. Podemos poner el ejemplo de Google+, que está constantemente alerta y en acción: hace copia de seguridad de tus fotos y vídeos conforme los tomas. Hay otras que están también activas las 24 horas, con una u otra acción.

Aunque el resultado es perfecto para que la aplicación funcione lo que esperamos de ella, no está de más ir a cada una de ellas y, en sus propios ajustes, configurar las formas y tiempos de actualizaciones. Posiblemente evitemos que esa silenciosa actividad nos cause un disgusto a final de mes.

Es importante que desactivemos cualquier actividad que no sea imprescindible.

Incluso aquellas aplicaciones que no te dejan ajustar eso por no tener la opción donde hacerlo pueden estar llevándose parte del consumo de los datos de nuestra línea. Pero será entonces cuando iremos al plan B, que es acudir a los ajustes de nuestro propio teléfono para hacerlo. Esto lo podemos hacer siempre y cuando dispongamos de una versión de Android igual o posterior a la 4.0 Ice Cream Sandwich. El sistema no permite hacerlo en versiones anteriores.

Aplicaciones como Google Play Music disponen de opciones de ahorro que es conveniente utilizar.

En los smartphones que disponen de esta posibilidad, lo que haremos es ir a los Ajustes del equipo, Uso de Datos y deslizamos la pantalla para encontrar más abajo la distribución de los megas que hayamos utilizado en la última semana en n uestro móvil. Por ejemplo, nosotros hemos encontrado una función de la que no teniamos constancia y que ha estado consumiendo casi tantos Megas como la Google Play Music, aplicación que utilizamos todos los días y de manera intensiva muchos de ellos.

Tocamos sobre esa función o aplicación que hemos encontrado allí y de las opciones que nos ofrece el sistema, vamos a seleccionar la de no trabajar en el background, en un segundo plano, si no estamos conectados a una red wifi. Lo haremos así para evitar que alguna aplicación esté activa y se dedique a funcionar y a consumir megas de nuestra tarifa plana sin que ni siquiera nos percatemos de ello.

Vemos, pues, que el sistema nos da una información muy valiosa, ya que nos señala dónde está gastando datos cada aplicación. Y nos sorprenderemos al ver que hay aplicaciones que nosotros nunca utilizamos, o que apenas lo hacemos y que, sin que nosotros lo sepamos, nos están haciendo un auténtico "roto" en nuestra tarifa de datos.

Este cambio nos va a dar la seguridad de que aplicaciones como Gmail o Twitter no estarán constantemente conectándose a internet y descargando los últimos correos o tuits que recibamos. Si mantenemos esta función deshabilitada, la sincronización la deberemos realizar de manera manual.

Podemos ir todavía más allá: podemos bloquear el acceso a datos móviles a las apps que estén trabajando ahí detrás. Con ello evitaremos sorpresas. Para conseguir hacer ese bloqueo, disponemos de alguna herramienta, como DroidWall, pero requiere que la utilicemos en un teléfono previamente rooteado.

Con esta preocupación generalizada del consumo de datos, cada vez son más las aplicaciones que os dan la opción de poder descargar el contenido que queramos mientras estamos conectados a una red wifi y poder verlo en otro momento, cuando queramos.

Una de las aplicaciones que lo hace es la popular Spotify, que permite a los usuarios descargar listas de reproducción y escucharlas sin conexión. También YouTube (una de las apps que más debemos temer cuando hablemos de consumo de datos), dispone de la función “Ver más tarde”, que hace lo mismo. Vemos que es muy importante conocer bien este tipo de aplicaciones y perder un rato analizando las opciones que nos ofrecen a la hora de manejarlas.

TubeMate es una aplicación genial con la que podremos descargar los vídeos que queramos desde YouTube y guardarlos en nuestro smartphone. Aunque al principio resulta un poco extraño el proceso, sobre todo para los que estamos acostumbrados a las descargas oficiales de la Google Play Store, finalmente resulta muy sencillo y cómodo.

Al no ser una aplicación oficial, lo primero que deberemos hacer es habilitar el permiso de nuestro teléfono para la descarga de apps de "fuentes desconocidas" (es decir, fuera de la Google Play Store). Esta función la encontraremos yendo a Ajustes - Seguridad y Fuentes Desconocidas, opción que marcaremos, para que nuestro móvil permita la descarga.

Es conveniente hacer deshabilitar esta función una vez que hayamos descargado la aplicación, para así evitar que alguna aplicación no deseada entre en nuestro terminal.

Las aplicaciones que incluyen la funcionalidad de ahorro de datos son las que más lo necesitan, ya que son conscientes de que ese consumo puede frenar al usuario de utilizar a menudo la app, y eso es realmente lo que no quieren que ocurra.

En caso de duda, de no saber si una app consume mucho y ver que dispone de esa opción de ahorro de datos, debemos utilizarla, porque con toda seguridad la necesitaremos para evitar excesivo consumo de datos.

También nos vamos a encontrar con aplicaciones que, entre sus opciones de configuración general, disponen de un apartado en el que nos dan la posibilidad de bajar la calidad del streaming cuando estemos conectados a ella directamente con nuestra línea móvil, algo con lo que vamos a conseguir rebajar el consumo de datos. Esa es la razón, y ninguna otra, por la que cuando reproducimos un tema musical o un vídeo, algunas aplicaciones nos dan esta posibilidad. Recuerda que es importante aprovecharla, ya que además la diferencia entre un tipo de reproducción y otro en la mayoría de los casos ni siquiera lo vas a notar.

Tubemate es una aplicación que nos eprmite descargar vídeos de YouTube.

Descarga sólo con wifi

Si no es absolutamente necesario utilzar la conexión móvil de nuestro smartphone para descargar canciones, películas o archivos pesados, siempre deberemos hacerlo cuando tengamos el equipo conectado a una red wifi. Es importante recordar esto. De ese modo, además de conseguir una descargar más rápida y estable, no vamos a utilizar los megas de nuestra tarifa móvil.

Descarga mapas antes de viajar

Con la nueva funcionalidad de los Google Maps, ahora antes de salir de viaje puedes descargar en el teléfono o en la tableta los mapas de las zonas que vayas a visitar. Te llevará unos minutos hacerlo, pero el ahorro en tiempo y datos va a ser grande.

Debes tener en cuenta que cualquier mapa que descargas va a ocupar un espacio considerable en la memoria de tu terminal, pero merece la pena poder navegar luego sin depender de ninguna conexión, ya que los mapas ya van contigo. ¿Sabes cómo descargar mapas de Google para utilizarlos offline, sin conexión a internet? Entra en Google Maps y cuando estés visualizando un mapa, vas a encontrar la opción para hacerlo. Utiliza siempre que puedas esta función, ya que los mapas contienen muchísima información y esa enorme cantidad de datos debe pasar a través de tu plan móvil, consumiendo muchos megas.

El acceso a mapas online o el manejar apps que lo hacen, como es el caso de Google Maps, engulle muchísimos datos. Si viajas a menudo, sólo con descargar en tu dispositivo los mapas que vayas a usar en tu destino y no conectarte allí online a ellos va a significar un abismo en el consumo de datos.

Es más, esto significa también que si cuentas con los mapas ya almacenados en tu equipo, podrás salir de situaciones embarazosas si te pierdes y no cuentas con ninguna conexión a internet ni cobertura móvil.

No hay duda alguna de que los mapas de Google son los de mayor calidad que podemos encontrar. Por ello, y teniendo en cuenta de que en los teléfonos Android la aplicación ya viene descargada por defecto, es interesante ver cómo descargar esos mapas en el equipo.

Tomando la precaución, siempre que sea posible, de descargar los mapas estando conectados a una red wifi, para evitar el consumo de datos. En primer lugar, y estando conectados a la red, vamos a buscar el lugar y la zona para la que queremos disponer de mapa. Una vez que la aplicación nos muestre el mapa del área en el display, lo que vamos a hacer es escribir “ok maps” en el recuadro de búsqueda y veremos al instante que Google Maps nos indica que ha comenzado a descargar el mapa de la zona que tenemos en la pantalla.

En unos segundos tendremos todo el mapa (calle por calle) de esa zona que hemos seleccionado descargado en nuestro teléfono.

La descarga de los mapas de Google la deberemos hacer, siempre que sea posible, sin estar conectados con nuestra tarifa móvil de datos.

Comprueba las sincronizaciones

Con la sincronización automática Google mantiene tus cuentas actualizadas en el momento que detecta cualquier cambio. Esto está muy bien para tener todo bien actualizado a la milésima de segundo, pero es una buena acción si quieres cuidar la carga de tu batería y los megas de tu conexión móvil. Tu teléfono estará constantemente haciendo pings, llamadas al servidor para que le diga qué hay de nuevo, consultando a los servidores si hay algo nuevo que actualizar, ya sea descargando datos en tu móvil o subiéndolos al servidor.

Para amortiguar el consumo que suponen estas actualizaciones, disponemos de dos métodos que recomendamos utillizar:


Ajustes de la sincronización

Cuando realizaste la configuración inicial de tu smartphone, posiblemente optaste por la sincronización del equipo, ya que parece que es lo que debemos elegir para estar al tanto de cualquier correo nuevo y demás. Por defecto, todas las funciones vienen configuradas así, y eso incluye cosas tan simples como las fotografías o las novedades de la tienda de apps de Google…

Pero, como imaginarás, no todas las aplicaciones y funciones necesitan esta constante y permanente sincronización de nuestro móvil. Es mucho más lógico seleccionar la función de sincronización cuando queramos ver qué hay de nuevo, y evitar que el teléfono haga ese esfuerzo permanente y constante de ver qué novedades hay, cuando nosotros lo vamos a mirar sólo de vez en cuando. Haz la prueba y verás qué diferencia de consumo de datos y de batería notas.Es una de las acciones fundamentales para controlar el gasto.

Ahora te vamos a contar cómo hacerlo. Para ajustar los parámetros de sincronización entraremos en Ajustes – Cuentas – Google y seleccionaremos una cuenta. Una vez allí, desactivaremos la sincronización de las aplicaciones o de las funciones que no queremos que estén gastando datos cada minuto con las actualizaciones. Este proceso lo debemos hacer el todas las cuentas que tengamos configuradas.

Después de hacer esto, podemos ejecutar las actualizaciones entrando en cada aplicación cuando queramos y ejecutándolas manuealmente

Apagar la sincronización temporalmente

Si pensamos bien cuándo no necesitamos que algunas aplicaciones estén con la sincronización activa, veremos que hay muchos momentos en los que perfectamente podríamos detener esa función, para activarla de nuevo cuando sí sea necesaria.

Por ejemplo, si salimos de viaje y vamos conduciendo. ¿Qué necesidad tenemos de que el correo este permenentemente consultando si hay algún email nuevo? Posiblemente sea mejor desactivar esa sincronización y volverla a activar cuando lleguemos a nuestro destino. No habremos perdido ningún correo electrónico que no nos haya llegado en el momento: en cuanto volvamos a activar la sincronización, nuestra cuenta de correo preguntará a los servidores si hay algo nuevo y nos hará llegar todos los correos no recibidos durante el trayecto.

También debemos pensar si es necesario tener la sincronización activa en una cuenta de Gmail que tenemos configurada en el teléfono pero que nunca utilizamos, ya que tenemos otra como email principal. El hecho de no recibir correos no quiere decir que no gaste datos, ya que como hemos visto esa cuenta esta siempre preguntando a sus servidores si hay algo nuevo, y eso se traduce en consumo de datos.

Si queremos desactivar temporalmente la sincronización de una aplicación, que bien peude ser el correo electrónico, lo podemos hacer desde Ajustes – Uso de datos – Menú – Sincronización automática.

Es importante no tener la sincronización permanente actualizada en el móvil, para ahorrar el consumo de megas.

Minimiza el consumo de datos del navegador

Si vas al informe de consumo de datos por aplicaciones que te muestra tu teléfono en el apartado Uso de Datos y ves que por ahí por la cabeza del ranking está Chrome o cualquier otro navegador que utilices, no debes sorprenderte. Sería lo más normal si navegas por internet desde el móvil, ya que no todas las páginas web que visites desde el terminal estarán optimizadas para visitas desde dispositivos móviles; además, la publicidad que nos ponen en pantalla es otra gran devoradora de datos.

La respuesta a esta cuestión es la compresión de datos. Con este sistema, lo primero que se hace es comprimir los datos de la web en la nube, antes de que sean enviados a tu teléfono, con lo que los datos que descargas mientras navegas son muchos menos.

De todas formas, lo de la compresión de las páginas web no resulta del agrado de todos los usuarios, ya que también lleva su proceso.

Además, comprimir páginas suele suponer una pérdida de calidad de los contenidos, como es lógico, con lo que la forma en la que recibes esas páginas web en tu teléfono puede alterar su aspecto. Pero, desde luego, este sistema de comprimir las páginas web que visitemos desde nuestro móvil es una opción perfecta para los que quieren ahorrar datos de su plan, e incluso para los que tienen una conexión que ya es lenta por haber consumido los megas contratados.

En Google Chrome encontraremos opciones para minimizar el uso de datos.

¿Cómo podemos activar la compresión de las webs que visitemos? Con Opera mobile, por ejemplo, ahorraremos datos con este sistema. Podemos descargarlo gratis de la Google Play Store. Una vez instalado en nuestro equipo, podemos habilitar el sistema de compresión de datos yendo directamente a los Ajustes del navegador. En cuanto lo utilices, vas a ver cómo Opera te muestra la cantidad de datos que has ahorrado en cada momento.

Si prefieres utilizar Chrome de Google, su versión Beta ofrece una nueva función de compresión que, si quieres utilizarla, deberás activarla. Para hacerlo, vé a Ajustes, gestión de ancho de banda. Allí verás algunas opciones de compresión (carga previa de páginas web): siempre, sólo cuando estemos conectados a wifi, nunca.

Si, a pesar de tomar todas estas medidas, ves que sigues consumiendo más de lo que esperabas, lo mejor es que vayas a comprobar qué es lo que está provocando ese gran consumo de datos. Iremos al control de uso de datos, que dicho sea de paso es una de las herramientas más útiles que nos ofrece Android.

Vemos que, conn ella, podemos monitorear el consumo de datos que llevamos cada mes y, lo que es más importante, qué aplciaciones son las que más consumen.

Con esta herramienta podremos establecer avisos de consumo cuando lleguemos a una cantidad determinada de megas, lo que supone una ayuda perfecta para los que tienen un plan de datos en el que los megas adicionales les llegan con cargo en factura.

Opera mobile es un navegador que nos ayudará a ahorrar en el consumo de datos.

Hay alguna otra alternativa en forma de aplicación, como es el caso de Onavo, una excelente app que, además, nos coloca un widget en la pantalla del teléfono. En ese widget vamos a poder tener a la vista permanentemente el consumo de datos real que llevamos.

Pero esta aplicación va más allá de monitorear e informar. También hace una compresión activa de todos los datos que llegan, simplificando los emails, comprimiendo las páginas web y reduciendo también el consumo de las fotos.

Share!

Telegram añade interesantes novedades en nueva actualización

Android fue el sistema operativo más vulnerable del 2016

Telegram también deja de dar soporte a versiones antiguas de Android

Los Galaxy S7 y S7 Edge recibirán Nougat 7.1.1 en enero