» Señalaciones ¡Hola, estamos contratando! Si eres un redactor, desarrollador o diseñador web únete a nosotros!

15 consejos para manejarte mejor por Ice Cream Sandwich

-1Comentarios

Hace unos meses, Google lanzó la versión 4.0 de su sistema operativo para dispositivos móviles. Es Android 4.0 ó Ice Cream Sandwich, la plataforma que se fue convirtiendo, poco a poco, en la más popular del sistema. De hecho, la mayor parte de los dispositivos Android que adquiramos ahora vienen equipados con esta versión, que además es la que le dio un nuevo lustre a Android, llevándolo a una nueva dimensión. Un gran número de dispositivos entrarán en esta plataforma, también, a través de las distintas actualizaciones.

Si conocemos bien cómo es y cómo funciona esta versión del sistema operativo móvil de Google podremos sacar todo el partido no sólo a esta plataforma, sino también a las que vienen tras ella, como es el caso de Jelly Bean. A ésta version 4.1 de Android ya han pasado y están cambiando muchos modelos de dispositivos. Entre Ice Cream Sandwich y Jelly Bean las diferencias son mínimas si lo comparamos con el cambio que, como hemos apuntado, supuso ICS respecto a las anteriores versiones de Google móvil.

De lo que eran los anteriores sistemas operativos a lo que es Ice Cream Sandwich hay un abismo. Muchas más funciones y navegación mucho más fluida e intuitiva. Pero, ¿qué nos da Android 4.0 que debamos saber? Vamos a repasar la plataforma con los ojos y las manos de un usuario estándar para ir descubriendo perqueñas cosas y trucos que nos ayudarán a sacar todo el provecho del sistema.

Los consejos y trucos que ofrecemos a continuación servirán de gran ayuda a los que lleguen de nuevas a Ice Cream Sandwich.

Capturas de Pantalla

Comenzamos por una de las funciones que más utilizan los usuarios una vez que la conocen. Son las conocidas Capturas de Pantalla (Screenshots), con las que podemos hacer una fotografía de lo que estamos viendo en un momento dado en el display de nuestro teléfono. Podemos estar navegando por internet, leyendo un correo electrónico, repasando una aplicación... no importa lo que estemos manejando en nuestro smartphone, porque cualquier panrtala que tengamos delante la podemos inmortalizar.

El proceso es muy sencillo, y para ello -como vemos- no vamos a necesitar una aplicación externa que nos haga el trabajo. Para hacer estos "pantallazos" vamos a utilizar dos de los botones que tiene el teléfono: el botón de Inicio (Home) y el encendido / apagado, que se encuentra en el lateral derecho del terminal.

Pulsaremos ambos al mismo tiempo durante un par de segundos, y veremos cómo la pantalla muestra un marco alrededor del display al mismo tiempo que hace el ruido de una cámara de fotos. Seguidamente, veremos que se muestra una etiqueta en la que el sistema nos indica que se ha realizado una copia y se ha enviado al portapapeles.

Las Capturas de Pantalla que tomemos así irán a parar, directamente, a la galería de imágenes de nuestro smartphone. Allí las tendremos almacenadas como Screenshots, y las podremos manejar como cualquier otra imagen. Estos "pantallazos" se guardan automáticamente con formato .png, que podemos transformar a .jpg (el más habitual y utilizado para imágenes) desde el ordenador. Para pasarlas del dispositivo al equipo lo podemos hacer enviándolas como un archivo adjunto de un correo electrónico.

Las Capturas de Pantalla se guardan automáticamente en la galería de imágenes de nuestro teléfono.

Navegación privada

Una de las mejores cosas que trae Android 4.0 es la capacidad que tiene de crear etiquetas privadas a la hora de navegar por la red, lo que viene a ser lo mismo que el modo privado de navegación en Firefox o las ventanas de Incógnito en Google Chrome. Aunque la navegación, en general, ha mejorado en Android, esta opción de hacerlo en "privado" es una excelente novedad.


Desbloqueando el teléfono con nuestro Gmail

Es posible que olvidemos el pin, la contraseña o incluso el patrón de desbloqueo que hayamos puesto en nuestro smartphone. Pero no hay problema, Ice Cream Sandwich nos da una nueva llave para entrar, en caso de que eso ocurra. Y es algo tan sencillo como hacerlo con nuestra cuenta de Google. ¡Importante! Debes acordarte de la cuenta que pones al configurar tu teléfono.

¿Conoces los sistemas de bloqueo que te ofrece la platafroma? Puedes encontrarlos en los ajustes del sistema. Allí verás la posibilidad de establecer un candado para que nadie pueda acceder a los contenidos (a ninguno) de tu móvil en el caso de que se hagan con él. Desde luego, es una forma de bajar la tensión cuando se nos ha despistado, lo hemos perdido o nos lo han robado.

El que se haga con nuestro smartphone tendrá que conocer la contraseña, el pin o el patrón de desbloqueo que hemos dispuesto si quiere entrar a cualquier lugar del teléfono. Será la única pantalla que podrá ver, la que le pida la llave de ese cierre de seguridad que hemos echado.

Controlando el gasto de Megas

La mayoría de los planes, sino todos, tienen un límite de MB de consumo de datos, o en el mejor de los casos bajan radicalemente de velocidad de transferencia una vez superada la cantidad contratada. Por ello, es importante llevar un control de los que llevamos consumido. Hemos visto en Gingerbread cómo necesitamos ayuda de aplicaciones externas cuya misión es, precisamente, ésa. En esta plataforma, el control viene incorporado, e incluso nos pueden avisar cuando nos estemos acercando al límite de datos contratado. Veamos cómo:
  • Entramos en Menú - Ajustes y vamos a Uso de Datos. Señalamos Datos móviles (aunque viene marcado por defecto).
  • Definir límite de datos: por ejemplo, si tenemos contratado 1 GB, podemos poner el límite a 800 MB. Esto lo haremos deslizando la barra blanca vertical que vemos a la izquierda del gráfico que está en la pantalla, pudiendo ajustar manualmente el dato.
  • Ciclo de uso de datos: entramos y debemos poner la fecha de inicio y final para ese consumo

Como vemos, el sistema nos anuncia que cuando se alcancen los MB indicados, la conexión móvil se deshabilitará. Vemos, debajo de todas estas opciones, la cantidad de datos consumidos hasta la fecha y en qué aplicaciones las hemos consumido. Un dato muy interesante, si queremos dejar de utilizar alguna que veamos que devora megas.

Si tenemos un Plan de Datos con límite de Megas, podemos controlar nuestro consumo y saber cuándo lo hemos cubierto.

Hacer fotografías mientras grabamos un vídeo

Hasta hace poco, las funciones de vídeo y de cámara de fotos eran totalmente independientes. Podíamos utilizar cada una de ellas en un mismo dispositivo, pero nunca al mismo tiempo. Pero eso es ahora posible, ya que las aplicaciones de cámara que encontramos ahora en los teléfonos son capaces de hacer ambas cosas a la vez. ¿Cómo lo hacemos? Pues es tan sencillo como tocar sobre la pantalla mientras estamos grabando un vídeo.

Esto significa un cambio muy importante en la manera de manejar nuestro dispositivo como cámara. Le aporta unos niveles de rapidez y agilidad diferentes a lo que conocíamos hasta ahora. Ponte a grabar un vídeo con el smartphone y si quieres capturar algún instante de lo que estás viendo en el display del terminal, de lo que está capturando, no tendrás más que tocar sobre la pantalla. Automáticamente quedará registrado como una fotografía. Realmente, es como tener dos dispositivos (cámara y videograbadora), funcionando al mismo tiempo. Es genial y realmente práctico.


Escribir hablando

El ver escrito lo que hablamos no es una función exclusiva de Ice Cream Sandwich, pero sí una muy interesante, ya que podemos utilizarla ahora en muchas más aplicaciones del teléfono que antes. De hecho, repasando nuestro Galaxy S3 Mini vemos que todas las aplicaciones o funciones en las que tenemos que escribir nos muestra el micrófono junto a la ventana en la que debemos intrioducir el texto.

Cuando veamos el micrófono, sólo con tocar sobre él abrimos la grabadora que se encargará de pasar a texto lo que con ella registremos. Una vez que utilicemos esta prestación que ¡por fín! nos deja descansar de tanto teclear, nos iremos acostumbrando más a ella. ¿No la habéis probado en el Whatsapp? Es una de las apps en las que más agradeceréis no tener que estar constantemente escribiendo con los dedos.

Imagínate poder contestar mensajes en esta aplciación de mensajería sin tener que teclear palabra por palabra. ¡Díctale!. No tienes más que tocar sobre el símbolo del micro, hablar y después darle a enviar. Ya no te supondrá tanto trabajo estar atendiendo una conversación en la pantalla de tu móvil.

Rechazar o finalizar llamadas

La forma de manejar las llamadas trae alguna novedad en este sistema operativo, ya que ahora podemos personalizar la forma de dar por finalizada una llamada o de rechazar una que esté entrando. Para configurar estas opciones vamos a ir primero a la función Teléfono. Una vez allí, abrimos el menú para ver las acciones posibles y entramos en Ajustes de llamada.

Se abre entonces una nueva lista con funciones diversas. La primera es Rechazo de llamada. Con esta, como veremos, vamos a poder rechazar llamadas automáticamente, sin tener que pulsar manualmente nada.

Al entrar ahí vemos dos posibilidades. La primera la activaremos o desactivaremos, según queramos que este rechazo de llamadas se realice de forma automática. Lo activamos y podemos pasar a configurar el siguiente apartado, en el que estableceremos qué llamadas no queremos que entren en nuestro teléfono. Entramos en Crear y escribimos un número de teléfono cuyas llamadas queremos rechazar. Como observamos al ver la siguiente opción, no sólo podemos poner un número concreto, sino que lo que podemos hacer es indicar, por ejemplo, un prefijo, o cuatro, cinco números... ¿Qué haremos con ello? Si vemos la siguiente función, nos indica Coincidir criterios:

  • Igual que...
  • Empieza por...
  • Termina en...
  • Incluye...

Cualquiera de estas posibilidades nos permite bloquear de una forma u otra llamadas entrantes. Por ejemplo, si no queremos recibir llamadas de teléfonos cuyo prefijo sea 443, indicamos estas cifras y activamos la opción Empieza por. A partir de ese momento, todos los teléfonos que empiecen por esas tres cifras no podrán comunicar con nosotros, ya que nuestro teléfono bloqueará la entrada de su llamada y la rechazará.

Volvemos a la pantalla anterior, a la de Ajustes de llamada, y vamos ahora a la segunda opción con la que podemos gestionar las llamadas. Lo que podemos hacer con estas herramientas es finalizar una llamada con el botón de encendido del teléfono, lo que siempre será más rápido que hacerlo desde la pantalla, aunque también podemos hacerlo desde ella. Es muy fácil personalizar esta opción: entramos en el apartado de Respuesta / Finalización de llamada y habilitamos la acción que deseemos.

Una cosa muy interesante que podemos configurar es el envío de un mensaje escrito (sms) cuando nos entra determinada llamada. Vamos a Mensaje de Rechazo de llamada y encontramos dos posibilidades: Crear un mensaje o elegir uno de los que vienen ya predeterminados. Realmente, ambas posibilidades se manejan de manera muy similar, ya que si seleccionamos un mensaje ya escrito nos lo abre para editarlo (modificar o añadir lo que queramos), y lo establecemos tocando sobre Guardar. La acción de Crear el mensaje nos muestra el texto en blanco, para que lo redactemos.

Con esto, podemos estar tranquilos mientras atendemos una reunión, estamos en el cine, en una conferencia, en la Universidad... Rebajamos la tensión de las llamadas inoportunas y mantenemos al interlocutor informado de la situación, sin tener que rechazar su llamada. Desde luego, si contamos con plan de datos de los que incluyen sms gratis, esta función es perfecta.

Para rechazar una llamada, podemos establecer el envío automático de un mensaje de texto que podemos escribir nosotros mismos o seleccionar de los predeterminados

Transfiriendo datos con Android Beam

Android Beam es algo nuevo que nos trae este sistema operativo. Se trata de una nueva tecnología que hace que transferir datos entre dos dispositivos sea muy fácil. Android Beam utiliza NFC (Near Field Communication) como vehículo para hacerlo. Los dispositivos que se comuniquen por este medio tienen que disponer de Android 4.0 ó superior. Es una tecnología con la que podemos transferir fotografías y otros archivos multimedia de la forma más sencilla al terminal de cualquier amigo o colega que disponga de ICS o una versión posterior de Android. Desde luego, es una funcionalidad que nos facilita enormemente muchas situaciones en las que no sabemos cómo pasar un archivo a otro teléfono (utilizamos el correo electrónico, por ejemplo). Es sencilla y es otra de las prestaciones que encontramos en esta plataforma que contribuye directamente a darle agilidad.


Widgets redimensionables

Seguimos ahora con un consejo muy práctico, para el que damos por supuesto que no hemos descargado ningún launcher externo en nuestro dispositivo. Vayamos al menú de Widgets: para ello, abrimos Ajustes del teléfono y entramos en la pestaña correspondiente, que veremos arriba.

Vemos ahí los widgets que tenemos disponibles, que son iconos de acceso directo activos a aplicaciones o funciones del teléfono. Son widgets que podemos ajustar en tamaño para acomodarlos en la pantalla de inicio.

Observamos que con esta nueva versión de Android los de Google han mejorado una situación que, cuando menos, mantenía ocultos los widgets disponibles en otras versiones, como pasaba sin ir más lejos en Gingerbread. ¿Sabías cómo y dónde encontrar esos widgets disponibles en Android 2.3? Demasiado rebuscado: había que tocar sobre la pantalla, presionando un segundo, y se abrían esos accesos en una nueva ventana, desde la que podíamos elegir el que queríamos colocar en nuestra pantalla principal.

El cambio los ha colocado ahora a la vista, y en un lugar que resulta mucho más cómodo del que tenían anteriormente. Es uno de los detalles que nos dan una idea de los avances que ha visto Android. Como vemos, la manejabilidad del sistema, la agilidad de sus funciones y la comodidad del usuario centran todos estos cambios que estamos analizando.

La previsión del tiempo, en la pantalla de inicio

Una de las aplicaciones más útiles que podemos tener en nuestro smartphone es la de previsión meteorológica. Lo podemos hacer descargando una de las aplicaciones especializada en ello, pero en este caso podemos ver que nuestro teléfono trae incorporada ya una de ellas, AccuWeather. Se trata de una buena app del tiempo que cuenta con su propio widget, y cuyo lugar más lógico es la pantalla principal de nuestro móvil.

Podemos configurarla de forma que aparezca en el display. Para que nos sea realmente útil, deberemos activar la opción que permite al sistema utilizar nuestros datos de ubicación: (Ajustes - Servicios de Ubicación - Ubicación y Búsqueda). De esta forma, cuando tengamos el widget del tiempo en la pantalla, tocaremos dos veces sobre él y, en la ventana que se abre, habilitaremos el premiso para que el widget utilice nuestra ubicación. Lógicamente, deberemos contar con conexión a internet para establecerlo y utilizarlo.

Multitarea

Ice Cream Sanwich ha ido viendo, en los meses que lleva activo, diversas mejoras en su función multitarea. De hecho, ahora es bien fácil utilizarla. Si presionamos el botón Home, el de Inicio, se abrirá una lista con todas las aplicaciones que tengamos en funcionamiento. Desde esa pantalla, podemos tocar sobre cualquiera de ellas y entrar en la app, o deslizarla hacia un lado para cerrarla completamente. Es, además, una manera muy efectiva y segura de saber si una aplicación que cerramos quedó clausurada.

Deslizar contactos

Una de las peculiaridades de Ice Cream Sandwich, y que llegó de inicio con la plataforma, es que podemos hacer una llamada a un contacto de forma muy rápida desde la misma lista que vemos en la agenda del teléfono. Accedemos a Contactos y deslizamos con el dedo cualquiera de ellos hacia un lado, y el sistema nos mostrará al instante la opción de hacer una llamada. Con esta función nos ahorraremos algún paso para hacer una llamada a un contacto de nuestra agenda.

Desbloqueo facial

Con esta versión de sistema operativo encontramos en Android una manera novedosa de desbloquear la pantalla de inicio. Con esta función de desbloqueo facial nos podremos olvidar de PINs y de patrones de desbloqueo, ya que lo único que haremos ahora es escanear nuestra cara con la cámara frontal de nuestro telefono. Bueno, en realidad no es tan sencillo como esto, porque tiene algún trabajo previo que debemos hacer: como la cámara deberá estar segura de que somos nosotros los que queremos acceder a nuestro propio teléfono, deberemos tomar algunas imágenes previas de nuetsro rostro, y hacerlo en distintas condiciones de luz y de posición, para intentar evitar cualquier duda que le pudiera surgir al sistema...

Aunque nos encanta esta función, y os parecerá fantástica, lo que vamos a hacer nosotros es establecer una forma alternativa de desbloqueo... por si las moscas. Así estaremos seguros de poder acceder a nuestro smartphone en caso de que se haya "olvidado" de nuestra cara o, de repente, no nos reconozca por cualquier circunstancia.

Eliminar Notificaciones

En la parte superior del display podemos ver los iconos de las notificaciones que tenemos: llamadas perdidas, sms, chat, actualizaciones de software, aplicaciones que acabamos de descargar. Si arrastramos la pantalla hacia abajo desde esa parte superior, abrimos la zona de notificaciones, en la que muchas veces tenemos demasiados avisos que, por lo general, no hacen más que molestarnos.

Para eliminarlas tenemos ahora una forma de lo más rápida -y casi expeditiva- tocamos sobre cualquiera de ellas y la "lanzamos" a un lado. Desaparece. De esta manera, sólo eliminamos las que queremos, en lugar de tocar sobre la opción Borrar que vemos en la parte superior derecha de la relación de notificaciones.

Como viene siendo habitual, el sistema de notificaciones de Android suele ser puntero entre los que encontramos en los distintos sistemas operativos móviles. Esta nueva forma de manejar lo que nos notifican las distintas aplicaciones, o el mismo sistema, es una de las funciones con las que más cómodos nos sentimos al utilizar el móvil. Como el resto de las novedades que estamos repasando, le aporta un plus de agilidad y facilita mucho más la transición de una a otra zona del teléfono. Por ejemplo, si recibimos correos electrónicos no tenemos que ir a abrir la aplicación de Gmail, si es en ella en la que tenemos el correo. No tenemos más que, al ver el icono de notificación de correo en la parte de arriba del display, desplazar hacia abajo la pantalla con el dedo y ver al instante los encabezados de los correos, en la misma zona de notificaciones.

Lo mismo ocurre con los sms que nos lleguen, los mensajes de Whatsapp, actualizaciones de aplicaciones... es un auténtico centro de información que resulta de lo más práctico. Un modo más de mejorar la comodidad del usuario en su experiencia dentro de la platafroma de Android.


Teclados en diversos idiomas

Los dispositivos que utilizan Swipe disponen también de selección del idioma en el que vamos a escribir. Vamos a Ajustes y entramos en Idioma e introducción. Abrimos la configuración de Teclado Samsung y accedemos a Idioma de entrada. De esta manera, si escribimos algún texto en otro idioma, no tenemos más que cambiarlo en este menú, y de esta forma el texto predictivo se adaptará al idioma que hayamos seleccionado.

Andrpod 4.0 dispone de la función de Desbloqueo facial del terminal. Si diera error, podemos desbloquearlo ayudándonos con el correo electrónico.

Han sido 15 consejos con los que los que seáis nuevos en la fantástica plataforma Ice Cream Sandwich podréis ahorrar mucho tiempo intentando descubrir algunas de sus principales funciones. Pero no penséis que es todo, porque Android 4.0 os da mucho más, es una nueva experiencia para los que hemos estado manejando versiones anteriores de Android, como la popular Gingerbread que, dicho sea de paso, poco tiene que ver con ésta.

Las versiones 4.0 (Ice Cream Sandwich) y 4.1 (Jelly Bean) nos transportan a una nueva dimensión del sistema operativo móvil de Android. Estos 15 puntos que hemos seleccionado para mostrar una parte de lo que nos vamos a encontrar en estas nuevas plataformas son buenos ejemplos del gran cambio que Android está disfrutando desde el pasado verano, cuando su versión 4 comenzó a llegar a los dispositivos.

Si estás pensando en cambiar tu dispositivo con sistema operativo Android 2.3 o, incluso 2.2 y no sabes si pasar a una platafroma nueva, como Windows Phone o iOS, no dudes en probar lo que el SO móvil de Google te ofrece ahora, ya que la experiencia es totalemente diferente a lo que puedas haber conocido con versiones anteriores.

Share!

Telegram añade interesantes novedades en nueva actualización

Android fue el sistema operativo más vulnerable del 2016

Telegram también deja de dar soporte a versiones antiguas de Android

Los Galaxy S7 y S7 Edge recibirán Nougat 7.1.1 en enero