» Señalaciones ¡Hola, estamos contratando! Si eres un redactor, desarrollador o diseñador web únete a nosotros!

Unos consejos para proteger de una manera sencilla y muy eficaz tu smartphone

6Comentarios

De todos es sabido que los teléfonos con sistema operativo Android son los más atacados. Tal vez sea, precisamente, por ser más vulnerables, algo que sin duda se debe a lo abierto de esta plataforma.

Por ello, es conveniente saber que necesitamos proteger nuestro dispositivo con algunas medidas que podemos adoptar sin necesitar de conocimientos ténicos. No es que haya una forma de tener protegido el equipo y despreocuparnos ya. Se trata de cuidar los flancos que podamos considerar vulberables del dispostivo, y tomar las precauciones correspondientes.

Por ello, si te dijéramos que instalando un antivirus en tu smartphone es suficiente no estaríamos aconsejándote una buena protección. Además de evitar esos virus, troyanos o malware, deberemos evitar también los vehículos por los que puedan acceder, cual caballo de Troya, a nuestro terminal.

Por ello, deberemos andarnos con cuidado con el origen de las aplicaciones (siempre es más seguro descargarlas exclusivamente de la Google Play Store, la tienda oficial de Android), y adoptar asímsmo otras medidas que ayuden a ese blindaje de nuestro teléfono.

Si tenemos en cuenta que nuestro smartphone nos permite hacer de casi todo, y que con él llevamos gran parte de nuestra vida -por así decirlo- en el bolsillo, debemos percatarnos de que eso significa que cualquier cosa que le ocurra puede hacer peligrar mucha información valiosa para nosotros. Vamos a ver cómo preservarlo y cómo evitar también que cualquiera pueda tener acceso a él, a su contenido.

Hay diversas formas de añadir seguridad a nuestro dispositivo.

En primer lugar, vamos a ocuparnos del acceso "físico" al contenido de nuestro teléfono. ¿Qué ocurre si lo perdemos? ¿Y si un amigo curioso lo toma en un descuido nuestro y quiere entrar a husmear por nuestro terminal?

Para evitar sustos y, por supuesto, disgustos, vamos a proteger la pantalla de nuestro dispostivo con un sistema de seguridad. En todos los teléfonos Android podemos utilizar un bloqueadro de acceso, que consiste en establecer una contraseña, un pin o un patrón. Esto se hace de una manera bien sencilla, y va a ser algo que nos va a proporcionar una gran seguridad.

La plataforma Android nos proporciona unos muy interesantes sistemas de seguridad para que podamos mantener la información que tenemos en nuestro móvil lejos de la mirada de otros. Aunque no es algo que venga activado de fábrica, si entramos en el menú de Configuración o Ajustes de nuestro teléfono podemos encontrarlo. Se trata de un sistema de bloqueo de pantalla que pone una barrera en la misma puerta de acceso a nuestro teléfono.Evitamos el problema antes de que puede llegar a producirse.

Como suele ocurrir, es una opción que la inmensa mayoría de los usuarios ni siquiera conocen, pero cuya utilidad es evidente.

Vamos a ver ahora otra forma de proteger el teléfono. Básicamente, el sistema es el mismo ya que, al igual que hace Android, lo que consigue es poner una barrera de acceso que sólo se puede levantar mediante una contraseña o un patrón de bloqueo. Pero la diferencia radica en que estas herramientas de bloqueo que vamos a ver ahora ponen el candado a las aplicaciones que queremos nosotros, individualmente, y no a todo el teléfono.

¿Has olvidado tu Android alguna vez en casa de algún amigo, en la mesa de una cafetería... o lo has perdido de vista durante un tiempo, sin saber dónde estaba? Si entonces se te ha pasado por la cabeza que alguien podía entrar y ver tus conversaciones personales por Whatsapp, tus correos electrónicos... podemos imaginar el momento que pasaste. Pero ¿por qué no evitar estos momentos de sofoco, si tenemos herramientas a mano para hacerlo?

Si activamos el bloqueo de la pantalla principal nos aseguraremos de que nadie puede entrar en nuestro teléfono si no dispone de la forma de desbloquear, que puede ser un patrón o un código.

El patrón es una forma muy cómoda de tener bloqueado ese acceso, y variará su forma de establecerlo dependiendo de la marca de teléfono Android que tengamos, aunque básicamente en todas es lo mismo: entramos en las funciones de Seguridad y bloqueo de pantalla y veremos la opción de Patrón (Pattern). Se trata de establecer un recorrido entre los puntos que se nos muestran en pantalla, que será el que desbloquee la interfaz principal de nuestro smartphone.

Vamos a ver cómo podemos proteger nuestro dispositivo ante accesos de intrusos o amenazas de malware

Aunque resulta cómodo bloquear así el teléfono, debemos tener en cuenta que nos es un método tan seguro como el de establecer un código de acceso. De todas formas, disponemos de más formas de bloquear el teléfono, entre las que podemos elegir la que mejor nos vaya. Las siguientes son las opciones que encontramos en nuestro Galaxy S3 Mini con versión 4.1.2 de Android:

  • Deslizar
  • Movimiento
  • Desbloqueo Facial
  • Cara y voz
  • Patrón
  • PIN
  • Contraseña



Con la primera de las opciones (deslizar) no tendremos ningún sistema de bloqueo activado, ya que simplemente con deslizar la pantalla accederemos al contenido. Tampoco protegeremos el teléfono si establecemos la segunda opción (Movimiento), ya que con sólo tocar y mantener el dedo en la pantalla e inclinar el teléfono quedará abierto el acceso.

El reconocimiento facial, aunque suena a un gran nivel de seguridad, no nos ofrece tanto como otras opciones. Además, no resulta muy práctico en algunas ocasiones. ¿Cómo desbloqueamos la pantalla de noche? El mismo sistema, por su parte, nos advierte del riesgo de utilizar este sistema de reconocimiento facial en algunas situaciones, como cuando estamos al volante de nuestro coche.

Si intentamos establecer este tipo de protección, el mismo sistema nos va a advertir de que no se trata de un medio muy seguro. El teléfono va a intentar reconocer tu cara, pero su alguien con rasgos parecidos a los tuyos intenta desbloquearlo, lo va a conseguir. Es una forma de proteger el teléfono más bien anecdótica, porque no es que le de mucha protección y, además, cualquiera de los otros sistemas es mejor para el fin que buscamos.

Con cara y voz, el teléfono une el bloqueo por reconocimiento facial al reconocimiento de voz. Tal vez un sistema demasiado aparatoso y menos efectivo que un simple PIN.

El patrón, que ya hemos comentado, ofrece menor nivel de protección que el PIN (un código de 4 cifras) o que la contraseña, en la que podemos utilizar letras y números. Esta última es la forma más segura de proteger nuestro Android ante una posible pérdida.

Aunque descargues las aplicaciones de la tienda oficial de Google, no puedes estar nunca seguro de que no contengan ningún código malicioso, aunque realmente sea bastante improbable. Hasta hace un tiempo, sí había un riesgo cierto de que pudiera llegarnos algún peligro a través de bastantes apps incluso oficiales, pero Google ya hizo una gran limpieza de la Play Store y ahora esta amenaza podemos decir que es mínima, prácticamente nula.

De todas formas, cada vez que descarguemos una aplicación, al abrirla veremos que nos muestra los permisos que requiere que le autoricemos. Eso quiere decir, aunque nunca nos hayamos parado a leerlos, que es posible que estemos autorizando a una app a demasiadas cosas, y luego debamos arrepentirnos...

Lo que no podremos hacer es autorizar unos permisos y rechazar otros, ya que suelen ir todos en bloque.

Controlar los permisos que pide

Por eso, es muy conveniente leer eso de los permisos que nunca habíamos repasado, y rechazar cualquier aplicación que veamos que está pidiendo acceso a funciones que no tienen nada que ver con su funcionamiento. Por ejemplo, si estamos descargando un juego como pueda ser Angry Birds o una aplicación como, por ejemplo, una linterna, no sería lógico que entre los permisos que nos solicite esté el enviar sms o realizar llamadas... Eso, por lo menos, nos debería hacer sospechar. Aunque os parezca que la app que estáis descargando es totalmente inofensiva en el sentido que estamos analizando, nunca está de más repasar todos estos puntos.


Cuando te muestran esos permisos que requiere, puedes tocar sobre el que quieras y ver más información sobre ello, para comprobar que efectivamente la app necesita que le otorgues esa autorización.

El bloqueo de pantalla tiene varias opciones. El patrón es muy sencillo, pero no el mñás seguro.

Una suite de seguridad

Los programas de seguridad no son, precisamente, las aplicaciones más amenas y atractivas que manejar. Pero las amenazas a las plataformas móviles están a la orden del día, sobre todo para Android, la plataforma móvil más extendida en el mundo.

Por eso deberemos elegir el programa que protegerá nuestro dispositivo. Vamos a adentrarnos en uno de los más descargados del mundo, una aplicación muy completa con sencilla interfaz. Para empezar, Lookout Security & Antivirus se presenta con una completa tarjeta de visita, ya que siendo gratuita nos da protección y backup al mismo tiempo.

Su función de localización de teléfonos perdidos o sustraídos es muy buena: nos indicará en el mapa la zona donde se encuentra, aunque tenga el GPS desactivado, y también podemos hacer de modo remoto que suene una alarma.Para esta última función, tampoco hace falta perder el móvil muy lejos o que, incluso, nos lo quiten: ¿quién no se ha desesperado alguna vez intentando encontrar el teléfono dentro de casa, sin saber dónde lo ha dejado? Con Lookout, no tendríamos más que acceder al ordenador, a la web de esta app, y hacer sonar fuerte la alarma del móvil. ¡Aunque esté apagado!

Lookout nos alertará si detecta una amenaza real para nuestro equipo


La tarjeta de visita de esta aplicación, que llegó al mercado incluso antes de que Google irrumpiera en la telefonía móvil, es impresionante: operadores como T-Mobile, Orange (en algunos países) o Deutsche Telekom incluyen el sistema de seguridad de Lookout preinstalado en algunos de sus terminales Android.

Lookout ha sido una de las principales armas de defensa que la plataforma Android ha tenido frente a todo el malware al que se ha tenido que enfrentar. Y son, precisamente, las decenas de millones de usuarios que tiene (sus terminales), la principal fuente de información que tiene Lookout para actualizar, como lo hace, permanentemente su sistema de seguridad y protección. Es la aplicación con un índice de eficacia mayor de todas las que existen actualmente.

Lookout es muy completa: protege de malware y hace backups completos de nuestro smartphone

Abrimos Lookout y tenemos la sensación que tanto gusta al adentrarnos en una aplicación móvil: el aspecto es muy agradable e invita a navegar por ella. Ya desde el inicio la experiencia promete ser buena. Tras apenas unos clicks y después de registarnos, la aplicación realiza directamente un escaneado de seguridad de las aplicaciones que tenemos instaladas, en busca de malware y de programas espía.

Y, a partir de ese momento, cada vez que descarguemos una app, Lookout intervendrá en la puerta misma de nuestro teléfono, vigilando que no accedan a zonas que no deberían, como nuestra agenda de contactos, el envío de sms, el historial del terminal o, por supuesto, datos tan sensibles como nuestras cuentas o detalles de pago.


Esas primeras impresiones sobre Lookout nos muestran una interfaz realmente intuitiva y muy navegable. Tiene todas las principales funciones sólo a un paso de esta pantalla principal, lo que de inicio ya muestra su manjeabilidad.

La mayoría de ellas están incluidas en la versión gratuita de la aplicación, que es la que hemos probado, y ello incluye la detección de malware que hace escaneando las aplicaciones que tenemos instaladas, en busca de código malicioso, el backup de nuestros contactos y la siempre útil Find my Phone, una herramienta que localizará nuestro smartphone en caso de que lo perdamos o nos lo quiten.

Uno de los principales problemas de Android es que es demasiado vulnerable a los ataques de programas que acceden al permiso de realizar llamadas o enviar mensajes, pudiendo darnos una desagradable sorpresa en la factura del teléfono.

Como cualquier otro usuario, tenemos instaladas unas cuantas aplicaciones, que hemos descargado de la Google Play Store. Las pasamos por el escáner de Lookout para tener la seguridad de que quedan dentro de nuestro teléfonos limpias de cualquier amenaza. El proceso para examinar las aplicaciones no interfiere en ninguna otra cosa que este os haciendo, y sólo nos interrumpirá si detecta algún riesgo.

Aunque hemos descargado la versión básica de la aplicación, la gratuita, estamos ahora manejando la versión Premium, ya que Lookout incluye en la primera la mayor parte del pack de pago durante un periodo de 13 días. Vamos a poder, entonces, disfrutar de la aplicación en casi toda su dimensión. Además, si decidimos conservar estas opciones adicionales de la versión Premium, nos costará 2,5 euros al mes o 25 euros al año.

Vemos que Lookout ha realizado un escaneo completo de todas nuestras aplicaciones. Nos muestra en pantalla que todo estaba correcto.

Vamos a solicitar un Backup del smartphone. Tocamos sobre la función y Lookout lo realiza inmediatamente. Podemos hacer backup de todos nuestros contactos y también de todas las fotos que tengamos almacenadas. Con ello protegeremos nuestros archivos ante un eventual ataque o pérdida de datos.

Aunque realizamos esa copia de seguridad de todas nuestras fotos, al contrario que con los datos, es una función que viene sólo en la versión Premium de esta aplicación que, recordemos, estamos probando en ese periodo de gracia que nos ofrece Lookout por 13 días.

Podemos realizar Backups completos de nuestros contactos y de las fotos. El proceso es muy simple.

Llegamos ahora a una de las opciones más interesantes de Lookout, que es la función Find my Phone, con la que localizaremos el móvil en el caso de que lo perdamos o nos lo roben.

Nada más entrar en ella, un mapa señala claramente dónde nos encontramos en este momento. Dejaremos activada la función para poder utilizarla en el caso de que queramos localizar dónde está nuestro teléfono. Y aún hay más: para los momentos de despiste en los que no sabemos dónde tenemos el teléfono, la aplicación instala un potente sonido de alarma que se dejará oir cuando lo ejecutemos. Eso lo haremos desde nuestro ordenador (descargaremos en él el programa) y, aunque el dispositivo esté en silencio, la alarma (muy fuerte) sonará.

Hemos podido comprobar el excelente funcionamiento de Lookout en nuestro dispositivo. Además, lo hemos hecho con una opción a la que prácticamente no habíamos prestado atención. Nos referimos a la posibilidad de recibir una foto de la persona que tiene nuestro teléfono, en el caso de que lo hayamos extraviado o nos lo hayan quitado.

Hemos hecho la prueba introduciendo varias veces mal el código de acceso al terminal. También lo hemos comprobado utilizando un patrón de bloqueo. Realizando un par de intentos fallidos en el desbloqueo del terminal -algo que le ocurrirá a cualquiera que nos sustraiga el teléfono o que pretenda acceder a él-, Lookout pondrá inmediatamente en marcha todo su sistema de protección de nuestro smartphone. Nos alertará de que alguien está intentando acceder al mismo y realizando accesos fallidos. Lo hará enviándonos un email al instante, casi de forma simultánea a esos intentos, y en el correo nos adjuntará un a foto tomada con el propia teléfono: veremos la cara de la persona que lo está intentando desbloqeuar. Además, esa imagen la toma el equipo sin que dicha persona se percate en ningún momento de ello.


Una prueba más del excelente funcionamiento de este sistema de seguridad y protección de nuestro móvil Android.

Aunque, como venimos explicando, Google ya ha hecho concienzudas limpias de su tienda de apps, todavía queda algún pequeño riesgo por ella. Sin embargo, sigue siendo, por supuesto, la fuente más segura de aplicaciones, y la que recomendamos sin duda por encima de otras.

Podemos encontrar un puñado de tiendas fiables, como puede ser la Amazon app Store o F-Droid, pero si utilizamos para nuestras descargas la Google Play Store reducimos sensiblemente cualquier riesgo de toparnos con algún malware.

Para proteger nuestro teléfono en el caso de que alguna amenaza nos llegue, deberemos descargar en él un sistema de protección, una suite de seguridad.

En otros artículos hemos hablado de estos sistemas de seguridad y, después de haber probado muchos de ellos, Lookout es el que nos merece una mayor confianza. Hemos comprobado su eficacia y lo recomendamos.

Lookout realiza funciones completas para proteger nuestro teléfono: desde el escaneo de apps en busca de amenazas a copias de seguridad.

Con Lookout vamos a disponer de varias ehrramientas en una sola. Hemos hablado de la necesidad de saber qué permisos son los que otorgamos a cada aplicación que descargamos, y con esta herramienta de seguridad vamos a tener conocimiento enseguida si lo que nos pide una aplicación resulta extraño. Lookout nos va a ayudar en ese sentido.

Y no sólo con las apps que vayamos a descargar, sino con las que ya tengamos instaladas en nuestro smartphone, ya que las analizará y nos alertará de cualquier eventualidad que considere amenazante o sospechosa.

Lookout dispone de un Analizador de apps, una herramienta diferente al escáner que las rastrea en busca de elementos maliciosos. La función que realiza el Analizador de Aplicaciones es comprobar qué apps de las que tenemos instaladas pueden acceder a información sensible, como nuestros datos personales, nuestra ubicación, a nuestros mensajes y a nuestros contactos.

Lookout nos muestra esto en detalle, primero de modo general y, si accedemos a cad uno de los permisos, vemos las aplicaciones que disponen de ellos. Tocando sobre cualquiera de ellas Lookout nos lleva directamente a desinstalarla, si queremos hacerlo.

No cabe duda de que con este analizador obtenemos una información muy interesante que, en algún momento, nos puede estar alertando sobre alguna aplicación que tenga permiso para ir más allá de donde queramos.

Lookout realiza escáneres de seguridad en el teléfono. Puede hacer backups completos. El Backup puede dirigirse a la agenda de contactos, fotos, etc

Smart App Protector es una sorpresa realmente agradable para el que busca un sistema de protección en el acceso a algunas aplicaciones de su dispositivo. Hemos probado otras muchas aplicaciones similares, con la misma misión, y ninguna se acerca a lo que nos ofrece ésta.

Si alguien puede hablar de sistema de protección configurable y personalizable, sin duda es el desarrollador de esta aplicación. realmente, no le falta detalle y está diseñada muy a conciencia de lo que pretende ofrecer.

Vamos a repasarla con detalle deteniéndonos en los aspectos más destacables, que no son pocos. Veremos cómo podemos bloquear el acceso a las aplicaciones que queramos bajo diversos criterios, incluso el de el horario en el que queremos esa protección, el lugar en el que se encuentre el teléfono...

Smart App Conector nos permite, además, ejecutar el bloqueo de las aplicaciones a distancia mediante el envío de un sms y, por supuesto, también desbloquearlas. Las posibilidades de esta aplicación resaltan por lo práctico y son casi infinitas.

La misma aplicación nos guía sobre sus funciones de una manera muy clara y exacta, lo que nos da gran seguridad al ir seleccionando opciones de bloqueo y adaptando el sistema a nuestras preferencias.

Para entrar, la misma aplicación nos pide que introduzcamos el código de desbloqueo que, como veremos, está establecido por defecto en 7777. Y, seguidamente, nos invita a instalar Helper, una herramienta con la que la desinstalación de esta misma aplicación quedará bloqueada, para evitar que alguien la elimine y, con ello, quite todos los bloqueos de acceso a nuestras aplicaciones.

Con la consiguiente publicidad omnipresente en las pantallas, Smart App Protector se abre y nos adentra en su pantalla principal. Una barra de funciones nos llevará por todas sus opciones, que son múltiples y que cuentan, siempre, con la pertienente explicación en un perfecto castellano.


Estamos en Setiings (Ajustes, Configuracones), donde vamos a fijar los principales parámetros por los que queremos que se rija la aplicación. Desde cuestiones tan básicas como elegir el icono con el que se representará la app en la barra de notificaciones como la misma contraseña con la que podremos bloquear/desbloquear las aplicaciones. Todo lo encontramos aquí. Vayamos por partes viendo lo más destacado.

SmartApp Protector evitará que cualquiera que time nuestro equipo pueda acceder a nuestras aplicaciones.

Accedemos mediante la contraseña que, por defecto, está configurada (la muestra) y encontramos ya las opciones de configuración de la aplicación

Todo en Smart App Protector es personalizable. De hecho, vamos a comenzar personalizando ese icono que hemos visto y la propia pantalla donde introduciremos la contraseña, una pantalla que se nos mostrará siempre que queramos acceder a un lugar restringido. Esto lo podremos hacer en "Ajuste del Bloqueo de Pantalla", en el que incluso podremos elegir una imagen de nuestra galería como fondo.

También podremos configurar el número de intentos fallidos de desbloqueo o el retardo que queremos que haya para bloquear la pantalla desde que la dejamos de utilizar.

Podemos elegir el fondo a la pantalla de bloqueo, el número de intentos de desbloqueo, qué aplicaciones bloquear...

Vamos a ver cómo bloquear las aplicaciones. Primero deberemos indicarle a nuestro teléfono cómo queremos que lo haga (con contraseña numérica o alfanumérica, con patrón o con gestos). Para los que no estén muy habituados, todo lo que va más allá de una contraseña no les sonará demasiado, pero si entramos podremos comprobar lo sencillo que lo pone esta aplicación para comprender conceptos o sistemas nuevos.

Podemos utilizar un patrón para bloquear o desbloquear. Smart App Protector nos mostrará, entonces, una pantalla con círculos. Como veremos que nos indica, debemos indicarle a la aplicación el recorrido que nuestro dedo llevará (sin levantarlo) de un círculo a otro (no es necesario cubrir todos). Eso es el patrón de desbloqueo, que guardaremos una vez elegido y señalado sobre la pantalla.

El gesto de desbloqueo es otro sistema que resulta atractivo, ya que lo único que tendremos que hacer es dibujar una línea contínua (puede ser cualquier figura) sobre el propio display. Quedará memorizado, como si fuera una firma.

Como hemos visto al entrar, sólo tenemos que introducir la clave y la aplicación se abre. Y es que, por defecto, la opción de introducir la contraseña viene marcado, por defecto, sin el OK de confirmación. Podemos, clarto está, deshabilitarla para que nos pida esa confirmación.

Una de las claves de este tipo de aplicaciones es evitar que cualquiera que quiera acceder a nuestras apps pueda desinstalarla y dehabilitar, así, todas sus funciones. Aquí tenemos una función que nos permite Agregar al Administrador del teléfono esta aplicación, para prevenir su desinstalación.

Si nos paramos a pensar en las circunstancias posibles en las que nos gustaría bloquear las aplicaciones en las que, sobre todo, tengamos información personal, una de ellas es la pérdida del teléfono o su sustracción. ¿Qué pasa si en ese momento no teníamos ninguna aplicación bloqueada? Con la mayoría de las veces, no tendría ya remedio posible. Pero Smart App Protector dispone de una función de bloqueo remoto que, simplemente, nos parece genial.

Mediante el envío de un sms con el texto que nosotros mismos indiquemos, nuestro teléfono ejecutará la orden de bloqueo que le indiquemos. Este bloqueo a distancia, previamente configurado en este apartado, puede referirse a las aplicaciones que tengamos en una lista o a todas las aplicaciones del teléfono. Es el que la aplicación llama Comando de Ejecución.

De la misma forma que disponemos de un bloqueo a distancia de las aplicaciones, podemos también desbloquearlas con un sms específico que hayamos establecido.

Podemos bloquear de modo remoto las aplicaciones que queramos mediante un sms.

Smart App Protector lo tiene todo previsto. Es difícil poder imaginar una función que no esté ya pensada en esta aplicación. De hecho, disponemos de una opción de envío de contraseña por email en el caso de que la hayamos olvidado.

¿Qué tal si programamos las horas de bloqueo de las aplicaciones? Tal vez pensemos en blindar el teléfono contra colegas de trabajo curiosos, y eso lo podemos delimitar para el horario de oficina. O, a lo mejor, lo que necesitamos es evitar que los niños accedan a nuestro teléfono o puedan llamar. Configurar el horario del bloqueo es otra de las atractivas funciones de esta robusta herramienta de seguridad.

Y no sólo eso: ¿podríamos configurar la aplicación para que identificara cuándo estamos en casa, y deshabilitara automáticamente los bloqueos? Mediante la conexión al wifi doméstico, por ejemplo, podemos hacer que el sistema deshabilite los bloqueos de aplicaciones. Sólo tendremos que indicarle con qué conexión wifi ya estamos "a salvo" y no necesitamos bloquear ninguna aplicación.


Podemos bloquear aplicaciones a unos horarios preestablecidos o dependiendo de si estamos conectados o no a una red wifi concreta

Puede parecer una aplicación de lo más complicada para configurar, pero no hay más que probarla y manejarla un poco para ver que todo está pensado para facilitar las cosas al usuario.

La siguiente pestaña nos indica "Running". Entramos en ella y de inicio está vacía. Lo que haremos ahora es ir al botón inferior de Agregar y seleccionar ahí las aplicaciones que queremos guardar bajo contraseña, bloqueadas. Será también la lista de aplicaciones que se bloquearán si ejecutamos un comando remoto en el que sólo queramos incluir las seleccionadas.

También encontramos en "Running" la opción de agregar otro tipo de bloqueos adicionales. Aunque al entrar nos advierten que estas funciones están en fase Beta y podrían no funcionar todavía correctamente, no hemos encontrado problema con ellas. Podemos bloquear aquí llamadas, conexiones,...

En "Screen" lo que haremos será añadir las aplicaciones que queremos que mantengan la pantalla del móvil activa mientras las tengamos abiertas. Eso evitará que nos pida una y otra vez la contraseña cada vez que se apague la pantalla.

Podemos elegir entre varios tipos de bloqueo de pantalla en la zona de Ajustes del teléfono

Como vemos, cualquier proceso que realizamos en Smart App Protector es muy sencillo. Sólo tenemos que saber cómo queremos estructurar los bloqueos en nuestro smartphone. Con toda seguridad, esta aplicación tendrá la opción adecuada para ello.

En "Rotation" le indicaremos con qué aplicaciones no queremos que rote la pantalla cuando la cambiemos de sentido al girar el teléfono (vertical / horizontal).

Finalmente, bajo la pestaña de "Apps" disponemos de un listado de lo más completo sobre las aplicaciones que tenemos instaladas en nuestro Android. No sólo veremos cuáles son, sino que dispondremos de un sólo vistazo de informaciones muy útiles como la versión que tenemos descargada de cada aplicación o el espacio que ocupan.

Si tenemos por costumbre navegar por la Google Play Store y ver qué aplicaciones son las mejores para cada circunstancia, lo menos habitual es encontrarnos apps como ésta: bien diseñada, estructurada con rigor, pensada para distintos tipos de usuario, práctica, versátil, con detalles muy cuidados. Son las auténticas joyas del universo de apps, las que después de probarlas decides instalarla en tu móvil con todo convencimiento de haber encontrado la mejor app de su clase.

Smart App Protector da cobertura total a cualquier requerimiento de bloqueo de aplicaciones, y lo hace con enorme acierto. Por eso nos merece la máxima calificación.

Si todavía no has protegido tu smartphone Android con ningún sistema, te aconsejamos que tomes estas precauciones que te hemos relatado. Apenas te llevará unos minutos, pero la tranquilidad que te dará será para siempre. Conseguirás tener tu teléfono blindado ante cuaqlueir eventualidad, y todo con sencillos pasos dengtro de los propios ajustes del mismo o con la ayuda de un par de aplicaciones de lo más útiles y eficaces.

Share!

Telegram añade interesantes novedades en nueva actualización

Android fue el sistema operativo más vulnerable del 2016

Telegram también deja de dar soporte a versiones antiguas de Android

Los Galaxy S7 y S7 Edge recibirán Nougat 7.1.1 en enero