» Señalaciones ¡Hola, estamos contratando! Si eres un redactor, desarrollador o diseñador web únete a nosotros!

Los mejores Files Manager para Android

0Comentarios

Ghost Commander

Introducción
Los “veteranos” de la informática recordarán de seguro con un poco de nostalgia el Norton Commander, la utilidad de gestión de archivos para MS-DOS remontada al 1986 que con su innovadora visual a 2 paneles simétricos creó el concepto de file manager ortodoxo. Esta opción de diseño siempre ha dividido en dos la comunidad de usuarios. Quienes la encontraron (aún hoy en día) mucho más cómoda que los administradores de archivos tradicionales y posee un smartphone o tablet Android, se encontrará en casa con Ghost Commander, un programa completo a medida de geeks y que tiene el look de la aplicación que Norton ha llevado a la fama en la era del touch screen.

Datos técnicos
Ghost Commander es una utilidad de gestión del filesystem para Android 1.6+, creada por el programador independiente Ghost Squared, disponible gratuitamente y ad-free en el Play Store.

Se destaca por su ligereza: requiere solo 560 kb de download, que se convierten en 900 una vez instalado. Las dimensiones se elevan a 1.5 MB descargando el módulo adicional de soporte a redes. Excelente a decir verdad.

También el nivel de la traducción es alto: 100% completa y clara, el único rastro del idioma inglés que hemos encontrado es la opción “yes” en algunas partes del menú, pero nos negamos a definirlo como un fallo.
1: Compacto y elegante 2: Permisos y licencias 3: Yes: la única opción en inglés en todo el programa.
Setup inicial y primeras impresiones
Al primer inicio se nos presenta en un pop up una guía de uso, bastante larga y complicada, que amerita una lectura cuidadosa; puede ser recuperada en cualquier momento pulsando el botón correspondiente en la barra de herramientas.

Luego aparece la aplicación dividida en dos paneles simétricos alternables presionando los botones en la parte superior y una barra de herramientas textual, desplazable horizontalmente, en la parte inferior.

En el panel izquierdo tenemos una pantalla de resumen, llamada simplemente Home, que cuenta con conexiones rápidas a todos los servicios y protocolos disponibles. Todas las opciones tienen una descripción para la máxima claridad. El panel derecho parte por default desde/SDcard.

La gráfica es esencial pero bien cuidada. Los iconos de los archivos tienen un tema uniforme, aunque un poco banal, y tienen el soporte de visualización para las imágenes en miniatura – pero no para video o MP3.

Desde el primer momento la impresión que da es de usar un programa realizado con competencia y habilidad, pero también es evidente que no es el ideal para los principiantes. Claro no decimos que es un defecto; también se necesitan aplicaciones para los usuarios expertos.
1: Guía rápida. Mejor leerla 2: Panel izquierdo 3: Panel derecho.
Funzionalidad e Interfaz
Antes de continuar, debemos hacer una premisa necesaria. Al igual que todos los file manager ortodoxos, Ghost Commander ha sido pensado para utilizar los dos paneles al mismo tiempo. Por consiguiente aunque si soporta la modalidad retrato, será mejor apreciado en los dispositivos con pantallas de gran tamaño orientados a la modalidad landscape, es decir en tablets y nuestra review se refiere principalmente a esta modalidad. Para los propietarios de smartphones, les recomendaríamos una pantalla sobre los 4.5” de diagonal y resolución de al menos 480x800 píxeles (WVGA), preferiblemente si es 540x960 (qHD).
Unico: Los paneles y la barra de herramientas inferior benefician mucho en la visual a Landscape. Un poco menos en ventanas de mensajes popup.
Aquellos que no han utilizado nunca un administrador de archivos a dos paneles, al inicio se sentirán fuera de lugar, pero podemos decir que la interfaz es bastante intuitiva y sencilla y sigue perfectamente la filosofía de Norton Commander. En particular una característica que nos ha gustado mucho aunque dudamos que será utilizada a menudo ya que los dispositivos con teclado físico son cada vez menos difundidos: en la barra de herramientas inferior junto a algunos botones hay un número o símbolo, presionándolo accionaremos el comando correspondiente, como sucedía con DOS y Windows con las teclas de función.

También es muy útil el comando Sincronizar (foto 1), que señala el panel inactivo (barra de título gris) en la misma posición del panel activo (barra azul).

Algunos aspectos de la interfaz aún necesitan pequeños ajustes, antes de todo son: la dimensión de la barra de herramientas, demasiado baja para ser utilizada con los dedos, sobretodo en los smartphones; igualmente la modalidad de selección puede ser mejorada. El “multi select” está siempre activo y basta presionar la mitad derecha de la línea de interés para resaltar una opción: un área muy grande y de fácil equivocación. Bastaría una marca en la parte derecha superior, junto a la fecha.
1: La función sincronizar señala los dos paneles en la misma posición 2: El 50% derecho de la línea está dedicado a la selección. ¡Demasiado!
La intención de proporcionar a los más expertos de un instrumento completo y potente es evidente considerando las funciones avanzadas: completo soporte para networking a través de FTP y LAN (SMB), y acceso con privilegios de root, a pesar de que en ambas funciones tenemos una que otra queja.

El problema principal relacionado al networking es que no podemos salvar una cronología de los recursos a los cuales hemos estado conectados, a menos de no incluirlos en los preferidos manualmente. Aun así, deberíamos realizar un tap & hold en la primera carpeta en la parte superior, que simboliza la operación “subir un nivel” (foto 1). Definitivamente poco intuitivo.

Sin embargo cuando estemos aprovechando los privilegios de root, recibiremos una notificación de Superuser para cada mínima operación realizada, incluso el desplazamiento de una carpeta a otra. Es inútil decir que se puede volver muy frustrante: pero, esperamos una solución en poco tiempo.
Unico: Funciones avanzadas presentes, pero a ser mejoradas.
Las características adicionales son escasas:
● Un Gestor de aplicaciones (foto 1, panel de la izquierda), más bien limitado, que permite abrir una aplicación o de administrarla a través de las configuraciones de Android;
● Y un gestor de mount point (foto 1, panel derecho), una delicia para los apasionados que pueden, si el móvil está desbloqueado (root), remontar las diferentes posiciones con acceso de lectura y escritura.
Completan el cuadro el usual editor de texto simple y una herramienta de compresión que es compatible con el formato .zip.
Unico: Funciones agregadas: app manager y mount manager.
Prestaciones y estabilidad
El tamaño compacto y la gráfica sencilla le dan a Ghost Commander prestaciones de altísimo nivel, enriquecido de una gran estabilidad pero no excepcional: esporádicamente, durante el uso, la aplicación se cerró al improviso sin ningún mensaje o error, enviándonos de nuevo a la pantalla de inicio y obligándonos a comenzar de nuevo; además nos hemos cruzado con algunos bugs estéticos menores. Fastidioso, pero dados los pocos episodios, es soportable. Estamos convencidos de que estos problemas serán resueltos en las futuras actualizaciones, que como se sabe son frecuentes y llenas de novedades.

Opciones y personalizaciones
Gracias a la excelente traducción y organización racional, las opciones son fáciles de navegar; debido a que son muy completas, es sencillo configurar el programa según nuestras preferencias y gustos. Quizás el único problema es encontrarlas: para ello basta seleccionar el comando Preferencias en la barra de herramientas o desde el menú principal, seleccionar la Aplicación y luego Configuraciones.

También hay espacio para un poco de personalización estética con una selección variada de elementos de la Interfaz de Usuario (UI) a la cual es posible cambiar el color. Tenemos por igual las opciones de activación del panel doble de manera simultánea en el modo retrato, pero resulta demasiado incómoda para ser verdaderamente útil.
Unico: Personalización y opciones de configuración del color.
Conclusiones
Una gráfica ligera y minimal, un set de pocas pero avanzadas características adicionales, un concepto antiguo de hace casi 30 años, pero versátil y eficiente: los administradores de archivos ortodoxos siempre han sido populares entre los “geeks” y por supuesto la misma suerte le tocará a Ghost Commander. Todavía hay algunas cosas que deben ser ajustadas, algunos problemas marginales de diseños y estabilidad, pero las bases nos dejan muy optimistas. Lo recomendamos a todos los nostálgicos del “commander” para DOS y Windows y a quien desea probar algo diferente. Atención: es muy probable que no querrán volver atrás.

Pros y contras

Interfaz limpia y enfocada a la eficienciaDimensiones muy compactas y prestaciones considerablesSoporte total para networking y rootSistema "ortodoxo" a dos paneles simétricos
Potencialmente confuso y difícil para los principiantesAlgunos bugs y funciones deben ser mejoradasLa barra de herramientas inferior esté muy baja: los equívocos pueden ocurrir con mucha facilidad.

Share!


Telegram añade interesantes novedades en nueva actualización

Android fue el sistema operativo más vulnerable del 2016

Telegram también deja de dar soporte a versiones antiguas de Android

Los Galaxy S7 y S7 Edge recibirán Nougat 7.1.1 en enero