» Señalaciones ¡Hola, estamos contratando! Si eres un redactor, desarrollador o diseñador web únete a nosotros!

Qué encontramos en la útlima versión de Whatsapp

1Comentarios

Whatsapp es la aplicación más descargada y utilizada del mundo. Aunque hace unas semanas quedó envuelta en cierta polémica al comenzar a cobrar por la renovación anual del servicio, parece que el fuego ha remitido y la inmensa mayoría de los usuarios han decidido pagar esos 80 céntimos que cuesta utilizar esta genial aplicación durante todo un año. Y es que muchos de nosotros ya no podemos pasar sin esta herramienta de comunicación.

Precisamente, en las nuevas versiones del programa vemos que la renovación del servicio la podemos hacer para más de un año. Ahora podemos comprometernos con un pago para tres o incluso para cinco años. El pago de la extensión de Whatsapp lo podemos hacer a través de Google Wallet o de Paypal.

Whatsapp, que ahora vé cómo otras aplicaciones de mensajería instantánea como Line le siguen de cerca, ha sabido incorporar novedades interesantes.

Seguimos sin tener llamadas de voz gratuitas entre los usuarios de Whatsapp, pero con los actuales planes de los operadores, que tienden a incluir cada vez más minutos, incluso llamadas ilimitadas, esa circunstancia no tiene ahora tanta importancia. Sí la tiene, sin embargo, para los usuarios con contactos fuera de su país, para los que sí que puede ser una opción primordial a la hora de elegir un sistema de mensajería instatánea u otro.

Vamos a adentrarnos en la versión 2.9.5196 de Whatsapp. Es una de las versiones posteriores a la última gran actualización de la aplicación, y en ella podemos manejar prestaciones totalmente nuevas.

Para facilitar el seguimiento de esta guía a los usuarios que lleguen de nuevas a Whatsapp, no compararemos el antes y el después. Repasaremos punto a punto lo que podemos encontrar en ella. Vamos a ver cómo es ahora Whatsapp.

Entramos en Whatsapp y, después de registrarnos con nuestro número de teléfono (si es la primera vez que entramos en ella), vamos a pasar a la interfaz principal de la aplicación. En ella podremos configurar algunas cuestiones básicas o iniciales para comenzar a utilizarla.

Posiblemente, lo primero que haremos al tener instalada la aplicación es comprobar con quién podemos comunicarnos a través de ella. ¿Tenemos contactos? Para añadirlos, lo mejor es ir primero a ver cuáles de los contactos que tenemos en la agenda de teléfonos disponen de Whatsapp. Eso lo comprobaremos tocando sobre el símbolo que vemos en la esquina superior derecha, el que muestra una especie de agenda y un símbolo +.

Tocamos ahí y se abre la lista de contactos que disponen de Whatsapp en su dispositivo, independientemente de que tenga el mismo sistema operativo que nosotros o de que se trate de un usuario con, por ejemplo, iPhone o BlackBerry. Whatsapp es una aplicación multiplataforma cuyo sistema de mensajería instantánea es prácticamente igual en todos los sistemas operativos. De todas formas, no notaremos nada al manejarlo y comunicarnos con otras plataformas.

Para comenzar a hablar con cualquiera de ellos a través del chat de la aplicación no tenemos más que tocar sobre el contacto con el que queramos comunicarnos. Se abrirá una pantalla específica para ello. Tenemos en ella el recuadro de texto donde escribir.

Vemos que, a la izquierda de la ventana del texto disponemos de un emoticono. Si tocamos sobre él entramos en toda la galería de emoticonos y símbolos que podemos elegir para incluir en la conversación. Para ello sólo tendremos que tocarlos y quedarán incluídos en ella.

La conversación, chatear en sí, no tiene mayor misterio.

Además de escribir e incluir emoticonos, podemos enviar archivos en la propia conversación. Tocamos sobre el símbolo del clip que vemos arriba y se abre una ventana con varias opciones:

  • Galería

  • Tomar foto
  • Vídeo
  • Audio
  • Ubicación
  • Contacto

Podemos, dentro de una conversación, adjuntar una imagen o cualquier otro archivo multimedia, así como enviar nuestra situación señalada en Google Maps o mandar a nuestro interlocutor los datos de cualquiera de los contactos que tenemos almacenados en nuestra agenda del teléfono. La función es muy sencilla, y no tenemos más que elegir el tipo de archivo o información que queremos mandar a través del mensajero instantáneo de Whatsapp.

Whatsapp no cobra al instalar la aplciación, pero sí con las renovaciones, que antes eran sólo anuales y ahora las podemos hacer para varios años.

El botón del Menú general nos ofrece distintos apartados, dependiendo de si lo abrimos desde la relación general de contactos o si lo hacemos desde la pantalla de una conversación o de uno de nuestros contactos.

En el primero de los casos, vamos a encontrar en él las funciones de configuración de la aplicación, lugar en el que podremos seleccionar desde el fondo de pantalla a nuestro Estado (el mensaje que aparece debajo de nuestro nombre) o foto de perfil para Whatsapp.

Si entramos en la primera de las opciones del citado menú general, lo que hacemos es abrir una conversación, un chat, y para ello Whatsapp nos da a elegir interlocutor entre todos los contactos de nuestra agenda de teléfono que identifica que tienen la aplicación. No hay más que tocar sobre uno y ya abrimos la nueva pantalla de la conversación que podemos ya iniciar.

El siguiente de los apartados de este menú general es el que nos permite crear un grupo de usuarios con los que chatear. Una vez que lo creemos, cualquier cosa que escriba uno de los miembros del grupo llegará a todos los adscritos. Para crearlo, le damos un nombre al nuevo grupo y podemos asignarle una imagen, que bien la podemos tomar de nuestra galería de fotos, haciendo una fotografía en ese momento o tomando la imagen de internet. Es muy sencillo asignar la imagen que, por cierto, podemos cambiar cuando lo deseemos.

Continuamos con la creación de nuestro grupo. Confirmamos que hemos creado el nombre y la imagen del grupo (esto último es opcional), y tocamos en Siguiente (lo vemos en la parte superior del display). Ahora nos pedirá que añadamos los contactos que queramos añadir a este nuevo grupo para, finalmente, tocar en Crear. Todos los miembros del grupo recibirán en Whatsapp la imagen y nombre del grupo, indicándoles que forman parte de él y dándoles información de quién más está unido en esa conversación.

Si queremos abandonar el grupo, lo que tenemos que hacer es ir donde pone Info de Grupo. Allí, después de toda la lista de contactos participantes, veremos la opción de Eliminar y salir del grupo. De este froma saldremos y dejaremos de ver lo que allí se escriba.

Como veremos, si la persona que ha creado el grupo añade a contactos suyos que, sin embargo, no los tenemos nosotros en nuestra lista de contactos, en lugar de ver su nombre tanto en la información del grupo como cuando escriban algo, veremos su número de teléfono. Al tocar sobre esa persona, la aplicación nos dará la opción de poder añadirla a nuestra relación de contactos (pero no nos indicará su nombre, claro está).

Hasta 50 participantes

Ahora vemos que podemos añadir hasta 50 contactos al grupo que creemos (antes eran sólo 30). Podemos cambiar el fondo de pantalla y elegir uno de los 30 que nos propone Whatsapp, o una imagen que tengamos en nuestra galería. Pero ese fondo se cambiará automáticamente en todas las conversaciones de Whatsapp de nuestro teléfono.

Podemos, también, silenciar el sonido de notificación de mensajes de chat, algo muy práctico sobre todo cuando se trata de un grupo en el que hay cierta actividad en las conversaciones, ya que puede llegar a ser realmente molesto.

Esta opción de silenciar veremos que sólo nos la da Whatsapp en el caso de los grupos, y no así en el de los chats individuales con un solo contacto. Y si hemos silenciado el sonido de las notificaciones de un grupo, quedará señalado con el correspondiente icono en la lista de chats.

Vemos en los ajustes de los chats de Whatsapp que podemos utilizar un tipo de letra más pequeño o más grande del que viene por defecto. Si lo cambiamos, la aplicación lo modificará también en todas las conversaciones que tengamos ya escritas y, como nos advierte al hacerlo, en los emails que enviemos adjuntando conversaciones, que es una de las posibilidades que tenemos para manejar nuestros chats.

Archivos almacenados en cada conversación

Si seguimos repasando las opciones que tenemos en los chats de Whatsapp, vemos que en cada uno de ellos se almacenan los archivos que cualquiera de los participantes ha enviado, ya sea un chat de grupo o de sólo dos personas. Esto viene muy bien, porque de esa forma nos evitamos tener que ir repasando todo el historial de la conversación, en el caso de que la hayamos conservado, buscando un documento o imagen específico.

En cuando a las búsquedas, una función de la que dispone ahora esta aplicación es poder localizar una palabra concreta en un chat. Todos sabemos que en ocasiones se hace casi imposible encontrar un término concreto, un nombre, un dirección... que nos ha escrito nuestro contacto o que, en su caso, hemos escrito nosotros.

Ahora, con sólo abrir en el menú la opción de búsquedas y escribir en la parte de arriba lo que queremos localizar, podemos hacerlo bien en la parte de la conversación que sigue a la que tenemos en pantalla o en toda la anterior a ella. Eso lo conseguiremos tocando sobre la flecha que vemos, hacia arriba o hacia abajo. Se marcará en amarillo cada palabra que localice, yendo de una a otra, cada vez que le demos a la flecha. Es una localización igual que la que podemos hacer en un documento en formato pdf.

Si continuamos en el menú de configuraciones de un chat de grupo, la última opción que tenemos es la de Borrar la conversación, enviar el chat por correo electrónico o la de generar un acceso directo a este chat en la pantalla de inicio del teléfono. Esto resulta muy práctico para los chtas que utilicemos más a menudo, ya que de esa forma no tenemos que andar buscando el Whatsapp y entrar para ver las novedades de la conversación.

Podemos observar que el título del chat de grupo, que en principio crea la persona que ha abierto el chat y que ha añadido a los contactos, lo podemos modificar nosotros si queremos. La modificación la podemos hacer tocando sobre la cabecera del grupo. Se abrirá una pantalla en la que tenemos diversas zonas. La primera es la cabecera, en la que encontramos el típico símbolo del lápiz que indica que podemos editarla. Tocamos sobre el icono y ya podemos cambiar el asunto o título del grupo, que quedará cambiado para todos sus miembros.

Seguidamente encontraremos los archivos que se hayan recibido en la conversación grupal, ordenados cronológicamente. Esta opción es de lo más práctica.

Y, finalmente, disponemos de la relación de todos los miembros de ese grupo, cuyo perfil en Whatsapp podemos consultar sólo con tocar sobre el que nos interese.

Ahora podemos añadir hasta 50 contactos en cada grupo que creemos. También podemos personalizar el sonido de las notificaciones que, además, podemos silenciar.

Si nos movemos ahora de nuevo al menú general que tenemos nada más entrar en Whatsapp, el que se abre sobre la pantalla de los contactos con los que tenemos conversaciones abiertas, encontramos el lugar donde podemos crear nuestro perfil.

La aplicación nos invita a colocar una imagen como avatar de nuestra cuenta. Imagen que verán todos aquéllos a los que escribamos por Whatsapp, independientemente de que sean contactos nuestros o de que no lo sean (podemos escribir un mensaje por Whatsapp a alguien que nos ha escrito previamente, porque sí nos tiene entre sus contactos).

Bloquear contactos o números

Ciertamente, no nos parece muy acertado que cualquiera que, por ejemplo, pueda disponer de nuestro número por tener contacto profesional con nosotros o por cualquier circunstancia, pueda ver nuestro perfil en su lista de contactos, o poder comprobar cuándo estamos activos en la aplicación. Una circunstancia discutible que, posiblemente, a los usuarios más intensos de redes sociales tampoco les parezca nada excepcional.

Otras aplicaciones que analizaremos en esta sección sí exigen que el destinatario de nuestro mensaje nos autorice previamente a tenerle entre nuestra lista de contactos, compartiendo así voluntariamente su información del perfil con nosotros.

La única forma de evitarlo sería bloqueando al contacto, posibilidad que tenemos disponible si tocamos sobre cualquiera de ellos. No obstante, si sólo lo tenemos con número de teléfono, es decir, si es él el que se ha dirigido a nosotros, Whatsapp no nos permitirá hacerlo, y la única manera será ir a la lista de contactos del teléfono, adjudicarle un nombre y, posteriormente, volver a Whatsapp y ejecutar el bloqueo.

¿Qué pasa si queremos eliminar un contacto, por la razón que sea? No intentes hacerlo desde la propia aplicación, porque te volverás loco y no encontrarás nunca dicha opción. Deberás también acudir a la agenda de contactos del teléfono y eliminarlo en ella, pero... ¿crees que borrarás cualquier hilo de comunicación con él?

No, porque si él te sigue teniendo como contacto, seguirá viéndote en su relación de contactos de Whatsapp y, por consiguiente, seguirá puediendo comprobar tu actividad en este servicio, la foto de tu perfil, el mensaje que pongas en el Estado en Whatsapp. Si quieres romper cualquier posibilidad de que sepa de tí por Whatsapp, lo que debes hacer es Bloquearlo. Dejará de ver cuándo te has conectado la última vez y no podrá enviarte ningún mensaje.

A la hora de mantener alejados contactos que no queremos tener en Whatsapp, disponemos de la opción de bloquearlos. De esa forma, no podrán enviarnos mensajes ni verán cuándo nos hemos conectado.

En las últimas actualizaciones de Whatsapp encontramos que los populares emoticonos los tenemos más a mano que antes. Ahora, a la izquierda del mismo recuadro en el que escribimos texto, podemos tocar y abrir todos los grupos de pequeños iconos con los que enriquecer nuestros mensajes. Además, Whatsapp ha añadido en sus últimas actualizaciones muchos más emoticonos de los que podíamos utilizar hace unos meses.

Guardando Fotos de Pefil de nuestros contactos

Hay algunas prestaciones que nos podemos encontrar en nuestro teléfono para manejar la información que nos proporciona Whatsapp. Una de ellas, tal vez algo más curiosa que práctica, es que podemos acceder a las imágenes a pantalla completa de nuestros contactos de la aplicación y guardarlas en nuestro móvil. De hecho, ya están almacenadas en la memoria de nuestro teléfono. Vamos a ver dónde ser encuentran, ya que desde esa carpeta en las que las tenemos podremos manejarlas.

Vamos a ir a Mis Archivos, un apartado que encontraremos con el símbolo de una carpeta amarilla, en nuestro teléfono Android. Entramos ahí y vamos a acceder a Todos los archivos y una vez aquí deslizamos la pantalla hasta encontrar la carpeta correspondiente a Whatsapp. La abrimos y buscamos Profile Pictures. Ahí vamos a ver las imágenes de perfil de nuestros contactos. Si nos fijamos, veremos que el nombre de archivo de cada imagen es el número de teléfono de nuestro contacto.

Ahora podemos seleccionar cualquiera de ellas y veremos cómo el sistema nos permite conocer cuándo fue actualizada esa imagen, por ejemplo (lo vemos al entrar en Detalles). También nos deja moverla a otro lugar del teléfono, o guardarla en la tarjeta microSD. Si queremos, podemos así mismo cambiar el nombre del archivo.

1) Los emoticonos los podremos seleccionar en la parte izquierda de donde escribimos la conversación 2) y 3) Si queremos, podemos también descargar la foto de perfil de cualquiera de nuestros contactos

Crear un acceso directo a un chat

Conforme vamos utilizando Whatsapp, vemos que lo más pesado es tener que entrar a la aplciación cada vez que tenemos una notificación de un mensaje en ella o cada vez que queremos escribir uno nosotros.

Lo primero que podemos hacer es colocar el acceso directo a Whatsapp en la pantalla principal del teléfono. Pero pronto se nos quedará corto, ya que si mantenemos habitualmente conversaciones más a menudo con un contacto específico, loq ue vamos a buscar realmente es poder acceder a ese chat de una manera directa.

Para ello, vamos a generar un acceso directo a nuestro chat con ese contacto en particular. Iremos al contacto al que queramos colocar en "portada" y abriremos el menú de opciones generales. Veremos que nos ofrece en él la posibilidad de bloquearlo o, por lo contrario, de darle un acceso directo.

Seleccionamos la opción y veremos cómo en la pantalla principal de nuestro smartphone Android se ha colocado la foto de perfil de nuestro contacto: ya sólo tendremos que tocar sobre él cada vez que queramos chatear, sin tener que pasar por las etapas que antes teníamos que recorrer.

Guardar las imágenes o evitar que se almacenen

Pero no todas las cosas que podemos hacer en Whatsapp son, por así decirlo, de sumar. Nos referimos a que podemos también aprovechar las funcionalidade sde Whatsapp o, si alguna no nos conviene, evitarlas. En este caso nos referimos, concretamente, a que esta aplicación guarda automáticamente en la galería de nuestro teléfono todos los archivos que nos envían a través de cualquier conversación.

¿Te has percatado de que todas las imágenes que recibes por cualquier conversación de Whatsapp se quedan almacenadas en tu teléfono? Sí, no tienes más que ir a la Galería de tu Android y ahí las vas a encontrar todas, bajo el epígrafe de Whatsapp Images. Y lo mismo ocurre con los vídeos que te llegan a través de esta aplicación.

Normalmente, si ya éramos conscientes de esto, habremos ido borrando los archivos que no queríamos guardar, o incluso todos, si no queremos tener ninguno ahí almacenado. Ah, pero también tienes las imágenes y los vídeos almacenados en cada uno de los contactos de Whatsapp que tengas. Abre cualquier contacto, ve a consultarlo y verás cómo tienes ahí, y además organizados por fechas o semanas, todos los archivos de fotografía o de vídeo que te han ido llegando. Y recuerda: lo mismo ocurre lógicamente al otro lado. Tus amigos o contactos tienen en tu perfil lo que tú les has ido enviando.

Bien. Vamos a ir a esa situación que comentábamos al inicio: evitar que Whatsapp guarde de manera automáitca fotos y vídeos en la memoria de nuestro teléfono. También ocurre exactamente lo mismo con los archivos de audio que recibamos.

Está claro, y nadie lo duda, que Whatsapp es una fantástica forma de estar conectado y comunicado con todos nuestros amigos, y compartir con ellos imágenes y archivos. Y todo de manera gratuita.

Vamos a contarte cómo puedes detener ese almacenaje contínuo de archivos recibidos.

Vamos a ir al menú general de la aplciación yb allí encontraremos dónde ajustar los parámetros
Se trata de un proceso de lo más sencillo. No vas a tener más que seguir estos sencillos pasos que te vamos a indicar. A partir de entonces, la propia aplicación te va a dar la opción de ver el archivo o de ignorarlo.

El primer paso es abrir Whatsapp e ir a la pantalla principal de las conversaciones. Ahora deberás ir al menú general de la misma, que en algunos eléfonos lo encontrarás bajo los tres puntos arriba y en otros en el botón del menú general de ajustes, abajo a la izquierda.

Seguidamente, dentro de este menú de configuración de la aplicación ve a los ajustes de la misma y selecciona la opción de Descarga automática de multimedia.

Una vez dentro de ésta, vas a encontrar la solución a esta descarga permanente que venías detectando, y que se debe a los parámetros que estuvieran predeterminados en la aplicación. En nuestro caso, que no habíamos accedido nunca a este menú de configuración de las descargas, venía ya de origen seleccionado que descargara en la memoria de nuestro teléfono automáticamente los archivos de imagen cuando estuviéramos utilizando los datos móviles del equipo.

En cambio, para la opción de wifi, estaban señaladas las tres opciones. Es decir: si utilizamos Whatsapp a través de una red móvil, todo tipo de archivos (imagen, voz y vídeo) que nos llegaran en un chat estarían siendo descargados automáticamente en nuestra galería. Curiosamente, hemos desentrañado por casualidad el misterio que veníamos detectando de que no todos los archivos quedaban almacenados, y además nos habíamos percatado de que no dependía del contacto del que vinieran.
Vemos que la descarga automática de archivos la podemos configurar, y que ya viene por defecto establecida con unos parámetros concretos

Antes de continuar, puedes comprobar que así es, yendo al almacén de imágenes de tu smartphone.

Ahora vamos a tomar el mando de esas descargas y vamos a ser nosotros los que las vamos a configurar. Y esto va a ser tan sencillo como decidir bajo qué conexiçón queremos que se descarguen los archivos (y de qué tipo de archivos queremos que se trate).

Las tres principales opciones son:

  • Datos móviles: qué archivos queremos que bajen cuando utilicemos la conexión de nuestra tarifa. Esto debemos decidirlo a conciencia, ya que por ejemplo un vídeo de unos minutos puede ocupar 10, 15 MB y eso va contra los megas que tengamos contratados
  • Conexión wifi
  • Itinerancia: si nos encontramos en el extranjero debemos de andarnos con muchísimo cuidado, ya que si no disponemos de una tarifa plana que lo incluya, el operador nos va a cobrar (y muchas veces a precio de oro), por los megas que utilicemos. Si descargamos vídeos, por ejemplo, estando de viaje por el extranjero, la factura que nos de la bienvenida a nuestro regreso puede darnos un buen susto.

Vamos a configurar estas tres opciones y sus respectivos parámetros y, a partir de ahí, ya no tendremos que andar borrando permanentemente esos archivos que van cayendo desde el Whatsapp a la Galería de nuestro Android.

Podemos configurar que la descarga se realice siempre según la conexión que utilicemos, para evitar conusmir datos móviles
Hemos repasado cómo es actualmente Whatsapp, la aplicación de mensajería instantánea más utilizada hoy en día, un sistema que ha terminado con el gran negocio de los sms de los operadores. Whatsapp está disponible en todas las plataformas móviles y ya cuenta ahora con algunas rivales de envergadura, especialmente la japonesa Line, que sigue aumentando usuarios.

Share!

Telegram añade interesantes novedades en nueva actualización

Android fue el sistema operativo más vulnerable del 2016

Telegram también deja de dar soporte a versiones antiguas de Android

Los Galaxy S7 y S7 Edge recibirán Nougat 7.1.1 en enero