Sigue el lío judicial del vicepresidente de Samsung, Lee Jae Yong, pues un tribunal de Corea del Sur ordenó su detención preventiva