A diferencia de la mayoría de los tope de línea actuales, Google lanzó sus gama alta solo con un sensor fotográfico principal y una dual cámara delantera. Pero ambas configuraciones prometen y además, según ellos, superan al iPhone Xs