No es el mejor momento de la empresa de la manzana en la industria de la telefonía móvil