Sharp aprovechó el CES 2019 para lanzar una cámara de video capaz de grabar a una resolución 8K